miércoles, 22 de abril de 2009

Masa para porcela fria

http://www.laescuelavirtual.com/porcelanafriatut/porcelanafria01.htm

ELABORACIÓN DE LA PORCELANA FRÍA
Existen varias recetas de masa para porcelana fría.
En este caso elegimos esta porque la masa resulta de una consistencia justa para un mejor modelado.
Materiales
- 250 gs. de fécula de maíz.
- 50 gs. de fécula de maíz (para estirar la masa una vez cocida).
- 500 gs. de cola vinílica.
- 1 cdita. de ácido esteárico.
- 1 cda. de benzoato de sodio.
- 1 ½ pastilla de alcanfor.
- 1 cdita. de óxido de zinc.
- 1 cda. de glicerina.
- 1 cda. de vaselina líquida.
- 1 cda. de crema para manos (preferentemente blanca y consistente, no lechosa).
- 3 cditas. de extracto de blanco.
- 100 cc. de agua.
- 1 cdita. de formol al 5%.
- 5 cc. de alcohol.

Paso a paso
Colocar en un recipiente descartable y pequeño el alcohol y colocar allí las pastillas de alcanfor. Trozarlas con un palito o cucharita descartable y dejar reposar hasta que estén diluidas. Mezclar todos los ingredientes en un bol (menos el formol y los 50 gs. de fécula de maíz). Revolver hasta unir todo muy bien y dejar descansar la preparación durante 20 minutos a media hora. Verter la mezcla en una cacerola o sartén grande de teflón y cocinar a fuego lento, revolviendo continuamente con cuchara de madera hasta lograr una masa del tipo masa bomba. Hay que tener en cuenta que la masa debe resultar sequita y no se tiene que quemar, si fuera necesario disminuya el calor a fuego corona (si en su hornalla el fuego mínimo todavía hace una llama, colóquelo en posición máxima y comience a girar la perilla como para apagar el fuego hasta que vea una aureola celeste y no una llama. Ese es el fuego corona.) Retirar la masa del fuego y dejarla entibiar apenas. Sin quemarse, volcar la masa sobre la mesada, incorporar el formol y amasar agregando lentamente los 50 gs. de fécula, hasta que la masa esté fría. Tomar trozos de masa y hacer cilindros, dejarlos sobre la mesada espolvoreada con fécula. En caso de que todavía larguen vapor por estar tibios, es conveniente darlos vuelta y acomodarlos nuevamente sobre apenas de fécula, tratando de no excederse porque la masa puede quedar demasiado dura. Una vez bien fríos, envolver cada cilindro en trozos de nylon transparentes y sin aire y guardar en frascos de vidrio.

Nota:
Esta masa puede colorearse con colorantes vegetales (los que se utilizan para repostería) y dura mucho tiempo si se guarda de la manera indicada.